Volcán Malacara


Lleva su nombre este volcán por el nombre que se le da a la cara de los caballos que poseen una mancha en frente. La erupción del Volcán Malacara es denominado hidromagmática, dado que se produce cuando el magma entra en contacto con el agua y se caracteriza por ser una erupción muy violenta. La erosión de las “tetras” (material volcánico depositado en finas capas laminas) y el desgaste que aportan el agua y el viento han dado origen a pasadizos, cárcavas y chimeneas con casi 30 metros de altura.


La luz del día resalta distintas imágenes y destaca un paisaje singular coloreado en negro, rojo y amarillo. Las sensaciones se exaltan al transitar las cárcavas de los Puentes, la de Tito Alba (lechuza blanca de la zona) y las cárcavas oscuras.

Podemos llegar al sorprendente mirador de La Cresta del volcán, desde donde se observa la panorámica de la Laguna de Llancanelo (humedales declarados sitio RAMSAR y la mayor reserva de aves de la Provincia de Mendoza) y algunos volcanes más. También se observa desde el Volcán, la Antena de la Estación Espacial Europea para el estudio del espacio profundo DS3, que se ha instalado en proximidades de un escudo volcánico patahuilloso.

“El escudo basáltico Patahuilloso (35º50'S, 69º21'O) es una concentración de once conos que junto con sus coladas, pahoehoe, forman un escudo de 14 x 10 km y 330 m de altura máxima sobre la superficie. La composición es basalto olivínico y su volumen se estima en 15 km3. El volcán Malacara es una combinación compleja de un cono de escorias tipo estromboliano desarrollado sobre un cono de cenizas. Tiene 180 m de altura y está formado por tres conos anidados relacionados por lo menos a tres flujos de lava. En la ladera este del volcán están expuestos 96 m de depósitos piroclásticos, principalmente lapilli, que inclinan radialmente 30-32º, coronados por un flujo de lava. La sección principal del cono está formado por depósitos piroclásticos muy palagonitizados, color amarillo fuerte que exhiben características sedimentológicas indicativas de erupciones hidromagmáticas con exceso de agua, formadoras de depósitos de caída mojados, con intercalaciones de depósitos de oleadas piroclásticas secas”. Eduardo Llambías. Revista de la Asociación Geológica Argentina.

Recomendamos: Ropa cómoda y zapatillas. Cámara de fotos. Agua mineral y protección solar. Duración: 5 horas aprox. 

Este recorrido lo cambinamos también con Caverna de Las Brujas o Laguna de Llancanelo, para conocer y disfrutar más de un sitio de interés en una misma excursión.


NOVEDADES